Conecta con nosotros

Pérez no es ratón

Consejos sencillos para no engordar con la edad

María del Carmen Díaz Sánchez, nutricionista,
Unidad de Obesidad y Diabetes Tipo 2 de Quirónsalud Alicante.

Consejos sencillos para no engordar con la edad. Esta es una excelente propuesta de cara al año nuevo.

Es posible que hayas notado que tanto tu cintura como tu peso no son los mismos que cuando eras más joven, aunque continúas con la misma rutina.

El peso a raya sin complicaciones

¿Sabías que la razón de este aumento de peso podría ser simplemente tu edad?

Responde a esta y otras cuestiones la nutricionista María del Carmen Díaz SánchezUnidad de Obesidad y Diabetes Tipo 2 de Quirónsalud Alicante.

Y, además, nos ofrece pautas imprescindibles para mantener el peso sin complicaciones.

Te lo contamos en pereznoesraton.com, el portal profesional exclusivo de IPDGrupo.com que te ofrece información para decidir sobre tu salud y bienestar en el día a día.



Por qué es tan difícil controlar el peso con la edad

María del Carmen Díaz Sánchez

A medida que pasan los años, podemos detectar que los centímetros de la cintura van aumentando.

Esto apenas se nota al comienzo, ya que solamente se perciben pequeños cambios, por ejemplo, la ropa queda menos holgada o hay más volumen en la cadera y el abdomen.

Lo cierto es que, con la edad, existen varios factores que ayudan a ganar peso, desde la alimentación hasta ciertos fármacos.

Pero, en general, los que más interfieren en el peso corporal a medida que cumplimos años son:

1. El aumento del estrés

Con el paso de los años es habitual cambiar el ritmo de vida, así como tener más responsabilidades. A consecuencia de ello se presenta una tensión más elevada y un aumento del estrés.

Lamentablemente, el estrés puede afectar a la manera en que el cuerpo procesa los nutrientes.

Y al mismo tiempo incita a elecciones menos saludables en la dieta, e incluso se llega a comer en exceso, provocando una ganancia de peso.

Además, no hay que olvidar que el estrés es negativo para la salud en general.

2. El sedentarismo y la pérdida de masa muscular

Durante la infancia, se mantiene una actividad física constante. Sin embargo, esto suele ser diferente conforme envejecemos.

Es más, con el paso de los años es más frecuente permanecer sentado durante más horas, ya sea por estudiar o trabajar.

Además, una vez alcanzada la madurez, la actividad física desciende de manera muy significativa, provocando la pérdida de la musculatura, o sarcopenia, que al mismo tiempo causa un incremento de la grasa corporal.

Hay que apuntar que a partir de los 30 años se pierde del 3 al 5% de la masa muscular cada 10 años.

Una vez alcanzada la madurez, la actividad física desciende de manera muy significativa, provocando la pérdida de la musculatura, o sarcopenia, que al mismo tiempo causa un incremento de la grasa corporal.,

3. Cambios hormonales

El envejecimiento se relaciona con el descenso de ciertas hormonas, entre las que se encuentran:

  • La hormona del crecimiento
  • El estrógeno
  • La progesterona
  • La testosterona
  • Las hormonas tiroideas

La disminución natural de las hormonas se produce entre los 30 y los 65 años, situándose en niveles inferiores a los que serían habituales en una persona joven y sana.

Los efectos de este cambio hormonal son:

  • Incremento de la grasa abdominal
  • Alteración del descanso
  • Cambios de humor
  • Disminución de fuerza muscular
Consejos sencillos para no engordar con la edad
Es muy importante mantenerse activo, realizando ejercicio moderado de manera habitual y comer sano y equilibrado.

Consejos sencillos para no engordar con la edad

Es vital mantener un estilo de vida saludable que incluya estos pilares:

Camina y realiza ejercicio

Es muy importante mantenerse activo, realizando ejercicio moderado y de manera habitual.

Para lograrlo, se pueden incorporar ciertos cambios como desplazarse a los sitios caminando, en lugar de usar el coche, y subir por las escaleras, prescindiendo del ascensor.

También es aconsejable inscribirse en una actividad o deporte que requiera moverse. Y, durante el día, recomendamos guardar un rato para realizar estiramientos.



Come sano y equilibrado

Se debe mantener una dieta rica en nutrientes que, además, cubra las calorías necesarias para la edad, la altura, la profesión y la actividad física. Por eso, aunque es cierto que hay bases nutricionales comunes para todos, es mejor evitar una dieta generalizada y valorar las características personales.

En caso de que surjan dudas a la hora de diseñar una correcta alimentación, es aconsejable acudir a la consulta de Nutrición, donde se incorporan pautas adaptadas al caso personal.

¡Cuidado con la retención de líquidos!

Puede provocar un aumento de peso. La retención de líquidos se produce porque el cuerpo advierte falta de agua y guarda una reserva.

Por lo tanto, la mejor medida para prevenirlo consiste en ingerir suficientes líquidos para asegurar una buena hidratación del cuerpo.

En general, se recomienda beber 32 mililitros de agua al día por cada kilo. Esto significa que si pesamos 60 kilos, debemos consumir 1.920 mililitros de agua durante el día, lo que representa casi 4 botellas de medio litro.

Licenciado en Ciencias de la Información, Periodismo y Diplomado en Relaciones Públicas y Publicidad. 25 años de experiencia profesional. Prensa, radio, televisión, contenido digital y redes sociales. Comunicación integral: corporativa, financiera, digital, crisis. Creador e impulsor de IPDGrupo y sus portales profesionales exclusivos con el nexo de unión de la salud y el bienestar: jupsin.com, conRderuido.com, conideintelligente.com y pereznoesraton.com.

Deja tu comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

publicidad

10 consejos de la especialista para evitar los ‘molestos’ ronquidos

Salud y más

La filosofía de las mascarillas

Idígoras y Pachi

Menopausia, ¡qué sofoco!

Salud y más

¡Cuidado con las medusas y con el plástico!

Idígoras y Pachi

Connect
Newsletter Signup

Introduce tu email