Conecta con nosotros

Pérez no es ratón

Más concienciación y protección ante la discapacidad visual

Silvia Edo – Óptica Optometrista – EDO ÒPTICS

Más concienciación y protección ante la discapacidad visual. Las personas con problemas de visión, familiares y allegados, enfrentan a diario una serie de desafíos que van más allá de la simple movilidad.

Continuamos aportando información profesional sobre el sentido de la vista. Y lo hacemos con una nueva serie de artículos de Silvia Edo, Óptica Optometrista en EDO ÒPTICS.

Silvia está especializada en visión infantil, en diagnóstico y tratamiento de las anomalías binoculares, terapia visual y problemas de aprendizaje. Es Psicomotricista y Practicant Tomatis® Nivel 2.

Te lo contamos en pereznoesraton.com, el portal profesional exclusivo de IPDGrupo.com que ofrece información para decidir sobre salud y bienestar.



Más concienciación y protección ante la discapacidad visual

Silvia EDO, Óptica Optometrista

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 2.200 millones de personas tienen deterioro de la visión en el mundo. En la mitad de estas personas, la discapacidad visual podría haberse evitado o no se ha tratado nunca.

Las principales causas de la discapacidad visual y la ceguera son los errores de refracción y las cataratas.

Sólo el 36% de las personas con un deterioro de la visión lejana debido a errores de refracción y el 17% de las personas con discapacidad visual debida a las cataratas han tenido acceso a una intervención adecuada.

La discapacidad visual, la baja visión o la visión frágil constituyen una realidad que afecta mundialmente a un número significativo de personas, indistintamente de la edad.

No todo el deterioro de la visión se produce por causas que se pueden evitar, como los errores de refracción y las cataratas.

En muchas ocasiones el deterioro se debe a otras enfermedades como retinopatía diabética o glaucoma.

Y también a:

  • Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE)
  • Stargardt
  • Albinismo
  • Aniridia
  • Miopía magna, etc.
Silvia EdoÓptica Optometrista en EDO ÒPTICS.

Obstáculos sociales y educativos

A pesar de su prevalencia, la sociedad a menudo no es completamente consciente de los desafíos a que se enfrentan diariamente quienes viven con baja visión.

Buscamos arrojar luz sobre las situaciones cotidianas y los obstáculos sociales y educativos a los que se enfrentan las personas con discapacidad visual, especialmente niños y personas mayores, por el deterioro visual.

Y es que estamos en una sociedad que carece de recursos para acompañar a estas personas en su proceso.

Las personas que padecen baja visión (visión o campo visual reducido, aún llevando gafas) tienen dificultad y limitación para realizar las actividades cotidianas como ver televisión, leer o comer.

Además, tienen una alta sensibilidad a las luces artificiales y a los cambios de iluminación con deslumbramientos de forma constante.

Más allá de la movilidad

Las personas con discapacidad visual, sus familiares y las personas allegadas, enfrentan una serie de desafíos en su vida diaria que van más allá de la simple movilidad.

La falta de infraestructuras accesibles, la ausencia de señalización táctil en espacios públicos y la inadecuada disponibilidad de información contribuyen a un entorno que no está diseñado para satisfacer sus necesidades específicas.

Obstáculos muy limitantes

Las tareas aparentemente simples, como identificar el transporte público o leer el menú en un restaurante, pueden convertirse en obstáculos muy limitantes y les hace ser dependientes de otros.

La insuficiencia de recursos, la falta de empatía y apoyo específicos para personas con discapacidad visual a menudo refleja una brecha en la comprensión de las necesidades y la importancia de la inclusión.

Tengo baja visión

Por este motivo a finales de 2013, gracias a personas y asociaciones sin ánimo de lucro y vinculadas a la baja visión, nace el distintivo y la aplicación, para Android e iOS Tengo baja visión.

Su objetivo es sensibilizar a la población, conseguir mayor comprensión y ayudar a las personas con dificultades visuales en su interacción social.

La inversión en tecnologías accesibles, materiales adaptados y programas educativos inclusivos es esencial para superar estos desafíos.

Además, la sensibilización social y la capacitación de profesionales tanto en el ámbito educativo como en el de la salud y en específico de la visión, oftalmólogos, ópticos optometristas son pasos cruciales hacia la creación de un entorno más equitativo.

Clasificación por cantidad de visión

Valores de discapacidad visual

Las personas que padecen discapacidad visual pueden percibir una prestación de incapacidad permanente por la pérdida de visión en función del grado de la discapacidad.

Los tribunales médicos en España, tiene en cuenta la escala de Wecker, criterio médico que establece unos porcentajes en función del déficit visual, para conceder o no las prestaciones.

El cálculo es complejo porqué tiene en cuenta varios factores. La asociación Discapacidad Visual (D.O.C.E.) facilita, en su web, un paso a paso para calcular el grado de discapacidad visual.

Cinco desafíos de la baja visión

Limitación de participación (1)

No poder participar plenamente en actividades pensadas para normo videntes puede generar sentimientos de exclusión y aislamiento.

La comparación de las habilidades de quienes no tienen limitaciones visuales puede provocar disminución en la autoestima.

Dependencia (2)

La dependencia constante puede alimentar la percepción de no ser capaz de enfrentar desafíos por uno mismo.

La necesidad de depender de otros para llevar a cabo ciertas tareas puede generar una sensación de pérdida de autonomía y control sobre la propia vida.

Estigmatización (3)

La falta de conciencia en la sociedad sobre las capacidades de las personas con discapacidad visual puede llevar a estigmatización y prejuicios.

La percepción de ser tratado de manera diferente puede afectar negativamente la autoimagen y la confianza de uno mismo.

Frustración y desmotivación (4)

La repetida experiencia de enfrentar obstáculos puede generar frustración y desmotivación.

La sensación de no poder realizar actividades «normales» puede minar la autoconfianza y la motivación para intentar nuevas cosas.



Falta de oportunidades (5)

La exclusión de ciertas actividades puede llevar a la pérdida de oportunidades de aprendizaje, desarrollo personal y social.

La falta de acceso puede hacer que alguien sienta que está perdiendo experiencias valiosas, afectando así a la percepción de sí mismo.

Para concluir este artículo y conscientes de que existen dudas o consultas sobre el tema, queremos compartir que la Sociedad Española de Especialistas en Baja Visión (SEEBV) ha habilitado el teléfono gratuito 900 809 482, para aquellas personas y familiares que se enfrentan diariamente a los desafíos relacionados con la baja visión y buscan  información y apoyo.

¿Por qué realizar una revisión visual antes de los 7 años?

¿Por qué es bueno jugar para estimular la visión?

‘Pérez no es ratón’ es el portal digital exclusivo de la gente que apuesta por la ‘salud y el bienestar’, gente como tú que quiere vivir la vida con la mayor calidad posible. ‘Pérez no es ratón’ (salud y bienestar) es uno de los cuatro pilares de una aventura digital, junto a ‘i de intelligente’ (futuro), ‘con R de ruido’ (medioambiente) y ‘jupsin’ (igualdad).

Deja tu comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

publicidad

10 consejos de la especialista para evitar los ‘molestos’ ronquidos

Salud y más

¿Sabes qué alimentos alivian el dolor de garganta de la faringitis?

Pérez no es ratón

La filosofía de las mascarillas

Idígoras y Pachi

¡Cuidado con las medusas y con el plástico!

Idígoras y Pachi

Connect
Newsletter Signup

Introduce tu email