Conecta con nosotros

Pérez no es ratón

No se podía saber

Manuel Calleja, reconocido cirujano cardiaco, analiza en su libro la gestión del Gobierno de España en la pandemia de COVID-19

No se podía saber. La gestión del Gobierno de España en la pandemia’.

A principios de 2020, el mundo entero se vio afectado por la irrupción del coronavirus, bastando apenas unas semanas para que un primer brote en Wuhan se extendiera, convirtiéndolo en una pandemia.

Los estragos del virus no han sido iguales en todos los países

No obstante, los estragos del virus no fueron similares en todos los países: en algunas naciones, entre ellas España, la virulencia fue mayor y, con ello, el número de contagiados y de fallecidos.

¿Por qué España lideró los rankings de afectados?

La respuesta la encontramos en las páginas de este libro, escrito con un estilo ágil, ameno, alejado de tecnicismos y cuyo objetivo es estudiar y analizar los hechos, siendo su obligada consecuencia la puesta en tela de juicio de la actuación del Gobierno de España para hacer frente a la pandemia.

¿Qué decisiones resultaron, a la postre, fatales?

¿Qué falló? ¿Qué decisiones resultaron, a la postre, fatales? ¿Qué debió hacerse de modo distinto? ¿Qué diferencias de gestión y de resultados se observan con respecto a otros países?

Portad del libro ‘No se podía saber’, del doctor Manuel Calleja

El objetivo es que los lectores conozcan de primera mano lo ocurrido y sacar sus propias conclusiones

El Dr. Manuel Calleja, experimentado cirujano cardíaco con más de 40 años de servicio en la sanidad pública española, analiza en No se podía saber los hechos acaecidos durante los fatídicos meses de febrero, marzo, abril y mayo de 2020 en nuestro país.

El objetivo es que los lectores puedan conocer de primera mano todo lo ocurrido y, tras ello, sacar sus propias e informadas conclusiones. Te lo contamos en pereznoesraton.com, el portal sobre salud y bienestar.

No se podía saber

Por mi condición de médico, sé muy bien que en muchas, demasiadas a veces, ocasiones,  el dicho de las apariencias engañan resulta muy cierto.

Por ello, en cuanto pude intuir que las decisiones políticas que el Gobierno tomaba en la pandemia no guardaban una relación lógica con los hechos, ni se atenía a los conocimientos que de la misma se iban teniendo, me puse a recolectar datos, declaraciones y decisiones públicas, que todos los españoles conocimos, y a correlacionar las fechas en que se tomaban con las de los hechos reales en que se sustentaban, todo ello estimulado por el horror que sentía ante la creciente tragedia que cada día veía en el hospital donde trabajo.

Cuando tuve todos ellos y ya se había producido el famoso pico de la curva, comencé a relacionar fechas, hechos y circunstancias, pudiendo ahora ya sí, comprobar, que la gestión estaba siendo caótica.

«Por mi condición de médico, sé muy bien que en muchas, demasiadas a veces, ocasiones,  el dicho de las apariencias engañan resulta muy cierto».

Gestión superficial, interesada, opaca, irresponsable…

Realmente, este análisis me llevó a una sola conclusión: dicha gestión estaba siendo superficial, interesada, opaca, irresponsable y presidida por la mentira en gran cantidad de ocasiones.

La gestión estaba siendo superficial, interesada, opaca, irresponsable y presidida por la mentira en gran cantidad de ocasiones

Según fue pasando el tiempo pudimos conocer cómo quien había manejado mejor esta crisis no eran ni los países más ricos, ni los más avanzados tecnológicamente, ni los más lejanos al foco inicial, ni los más o menos poblados, sino aquellos en que sus políticos habían actuado de forma precoz y valiente tomando medidas, drásticas muchas veces, cuando la tragedia aún no se había materializado en forma de decenas de miles de contagios y de miles de muertes.

Es decir, todo lo contrario de lo que estaba sucediendo en España. Países “pobres”, como Grecia, cercanos a China, como Vietnam o Corea del Sur, no especialmente avanzados tecnológicamente, como Polonia o relativamente poco poblados, como Portugal, han mostrado excelentes resultados en la lucha contra la pandemia.

Por este motivo, es obligado pensar que la idoneidad de la acción estrictamente política ha sido el mayor determinante en el establecimiento de estas grandes diferencias de resultados.

España ha salido de la primera y gran oleada de esta pandemia con la segunda cifra mayor de muertes por población del mundo y la primera en número de sanitarios contagiados.

Autocrítica y mayor exigencia a nuestros gobernantes pueden mejorar la actuación política en este grave problema que está lejos de haber terminado.

Una auténtica catástrofe

En el único estudio realizado para objetivar la calidad de la gestión gubernamental de la misma, hecho por la Universidad de Cambridge, nuestro país ha ocupado la trigésimo tercera posición entre los treinta y tres países de la OCDE analizados. Una auténtica catástrofe nacional, no cabe calificarlo de otra forma.

… podría haberse evitado la muerte de gran parte de los casi cincuenta mil españoles

Todos hubiéramos querido que nuestra gestión hubiera sido la mejor, entre otras cosas porque podría haberse evitado la muerte de gran parte de los casi cincuenta mil españoles fallecidos pero, lamentablemente, no ha sido así.

No ganamos nada como nación ocultando este hecho. Solo una autocrítica sincera, y la mayor exigencia a nuestros gobernantes, nos puede llevar a mejorar la actuación política en un gravísimo problema sociosanitario que, como es este, está muy lejos de haber terminado.

Manuel Calleja

Manuel Calleja Hernández nació en Madrid en 1954. Es Licenciado en Medicina por la Universidad Complutense y especialista en Cirugía Cardiovascular por la Universidad Autónoma tras realizar su formación, por vía MIR, en la Fundación Jiménez Díaz, todas ellas de Madrid. Es Fellow of European Board of Cardiothoracic Surgery. Completó su formación con estancias en diversos hospitales de Estados Unidos y Reino Unido. Ha trabajado en cinco grandes hospitales españoles, en tres de los cuales ha desempeñado la Jefatura de Servicio de Cirugía Cardiovascular. Es miembro de diez sociedades científicas nacionales e internacionales. Ha asistido como ponente a más de doscientos congresos nacionales e internacionales y es autor de más de treinta artículos científicos, publicados en las revistas más prestigiosas de la especialidad y coautor de cinco tratados sobre Cirugía Cardíaca. Ha intervenido quirúrgicamente de corazón a más de ocho mil pacientes.

publicidad

10 consejos de la especialista para evitar los ‘molestos’ ronquidos

Salud y más

La filosofía de las mascarillas

Idígoras y Pachi

Menopausia, ¡qué sofoco!

Salud y más

¡La primavera la alergia altera!

Salud y más

Connect
Newsletter Signup

Introduce tu email