Conecta con nosotros

Pérez no es ratón

¡Protege también a tus animales del calor intenso!

‘Los ventiladores no refrescan a las mascotas
con la misma eficacia que a las personas’.
Sigue estos consejos básicos de la organización veterinaria
The Humane Society of the United States

¡Protege también a tus animales del calor intenso! El calor del verano puede resultar peligroso para las personas, pero también para los animales.

Las personas y sus mascotas soportan con dificultad el aumento rápido de las temperatura, que se traducen en las peligrosas olas de calor. El resultado puede ser muy perjudicial para la salud de todos.

Te lo contamos en pereznoesraton.com, portal profesional exclusivo de IPDGrupo.com que te ofrece información para decidir sobre salud y bienestar.



¡Protege también a tus animales del calor intenso!

Incluimos a continuación unos consejos basicos de la organización veterinaria The Humane Society of the United States, para mantener a las mascotas sanas y seguras ante el calor intenso del verano.

Nunca dejes a tu mascota en un coche aparcado

Ni siquiera un minuto. Ni siquiera con el coche en marcha y el aire acondicionado encendido.

En un día caluroso, la temperatura en el interior de un vehículo puede aumentar rápidamente hasta niveles peligrosos.

En un día de 85 grados, por ejemplo, la temperatura dentro de un coche con las ventanas ligeramente abiertas puede alcanzar los 102 grados en 10 minutos.

Al cabo de 30 minutos, la temperatura alcanzará los 120 grados.

Tu mascota puede sufrir daños orgánicos irreversibles o morir. Aprende a ayudar a una mascota que se ha quedado en el interior de un coche caliente actuando o pidiendo ayuda.

Vigila la humedad

«Es importante recordar que no sólo la temperatura ambiente, sino también la humedad, la que puede afectar a tu mascota», dice el Dr. Barry Kellogg, de la Humane Society Veterinary Medical Association.

«Los animales jadean para evaporar la humedad de sus pulmones, lo que les quita calor del cuerpo. Si la humedad es demasiado alta, no pueden refrescarse y su temperatura se dispara a niveles peligrosos, muy rápidamente».

Tomar la temperatura de un perro te indicará rápidamente si existe un problema grave. La temperatura de los perros no debe superar los 40 grados. Si la temperatura de su perro es superior, puede estar sufriendo un golpe de calor. Aquí puedes ver cómo actuar

Limita el ejercicio en días calurosos

Ten cuidado con el ejercicio de tu mascota. Ajusta la intensidad y la duración del ejercicio en función de la temperatura.

En los días muy calurosos, limita el ejercicio a las primeras horas de la mañana o al atardecer.

Ten especial cuidado con las mascotas con orejas blancas, que son más susceptibles de padecer cáncer de piel, y con las de nariz corta, que suelen tener dificultades para respirar.

El asfalto se calienta mucho y puede quemar las patas de tu mascota, así que pasea a tu perro por la hierba si es posible. Lleva siempre agua contigo para evitar que tu perro se deshidrate.

¡Protege también a tus animales del calor intenso! El calor del verano puede resultar peligroso para las personas, pero también para los animales.

No confíes en el ventilador

Las mascotas responden al calor de forma diferente a los humanos. (Los perros, por ejemplo, sudan sobre todo por los pies.) Y los ventiladores no refrescan a las mascotas con la misma eficacia que a las personas.

Proporciona abundante sombra y agua

Siempre que tu mascota esté en el exterior, asegúrate de que está protegida del calor y del sol y de que dispone de abundante agua fresca y fría.

En las olas de calor, añade hielo al agua cuando sea posible. La sombra de los árboles y las lonas son ideales porque no obstruyen el flujo de aire. Una caseta para perros no alivia el calor; de hecho, lo empeora.

Refresca a tu mascota dentro y fuera

Prepara una tanda de helados para perros de forma rápida y sencilla. Y siempre proporcione agua, ya sea que tus mascotas estén dentro o fuera contigo.

Evita que tu mascota se sobrecaliente dentro o fuera de casa con una envoltura corporal, un chaleco o una esterilla refrescantes.

Sumérgelos en agua fría y se mantendrán frescos (pero normalmente secos) hasta tres días. Si a su perro no le estresan los baños, comprueba si disfruta con un remojo refrescante.

En los días muy calurosos, limite el ejercicio a las primeras horas de la mañana o al atardecer.

Atención a los signos de insolación

Las temperaturas extremas pueden provocar un golpe de calor. Algunos signos de insolación son:

  • Jadeo intenso
  • Ojos vidriosos
  • Aceleración de los latidos del corazón
  • Dificultad para respirar
  • Sed excesiva
  • Letargo
  • Fiebre
  • Mareos
  • Falta de coordinación
  • Salivación profusa
  • Vómitos
  • Lengua de color rojo intenso o morado
  • Convulsiones
  • Pérdida de conocimiento.

Los animales corren un riesgo especial de sufrir un golpe de calor si:

  • Son muy viejos o muy jóvenes
  • Tienen sobrepeso
  • No están acondicionados para el ejercicio prolongado
  • Padecen enfermedades cardíacas o respiratorias.

Algunas razas de perros -bóxers, carlinos, shih tzus y otros perros y gatos de hocico corto- tienen más dificultades para respirar cuando hace mucho calor.



Cómo tratar a tu mascota si sufre un golpe de calor

Lleva a tu mascota a la sombra o a una zona con aire acondicionado.

Aplica compresas de hielo o toallas frías en la cabeza, el cuello y el pecho, o haz correr agua fresca (no fría) sobre ellos. Deja que beba pequeñas cantidades de agua fría o que lama cubitos de hielo.

Lleva tu mascota directamente al veterinario.

Prepárate para los cortes de electricidad

Antes de que una tormenta de verano o una sobrecarga te deje sin electricidad, ten previsto un plan para mantener a tus mascotas a salvo de los golpes de calor y temperaturas elevadas.

‘Pérez no es ratón’ es el portal digital exclusivo de la gente que apuesta por la ‘salud y el bienestar’, gente como tú que quiere vivir la vida con la mayor calidad posible. ‘Pérez no es ratón’ (salud y bienestar) es uno de los cuatro pilares de una aventura digital, junto a ‘i de intelligente’ (futuro), ‘con R de ruido’ (medioambiente) y ‘jupsin’ (igualdad).

Deja tu comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

publicidad

10 consejos de la especialista para evitar los ‘molestos’ ronquidos

Salud y más

La filosofía de las mascarillas

Idígoras y Pachi

Menopausia, ¡qué sofoco!

Salud y más

¡Cuidado con las medusas y con el plástico!

Idígoras y Pachi

Connect
Newsletter Signup

Introduce tu email