Conecta con nosotros

Salud y más

Aprende a ‘escuchar’ a tu corazón

El Doctor Roberto Martín Reyes, Jefe de Cardiología del Hospital La Luz Quirónsalud nos ofrece la claves para una buena salud cardiovascular

La enfermedad cardiovascular representa la primera causa de muerte en los países occidentales, seguida de cerca por la patología oncológica.

La enfermedad cardiovascular representa la primera causa de muerte en los países occidentales

Sin duda, gran parte de los avances que han influido decisivamente en la mejora de la supervivencia y la calidad a largo plazo han sido la prevención y detección precoz de la enfermedad.

Cuando nos preguntamos qué influye en la aparición de la enfermedad, siempre nos surgen las mismas respuestas:

  • genética
  • colesterol
  • hipertensión arterial
  • diabetes
  • tabaquismo
  • sobrepeso
  • inactividad física,
  • estrés…

¿Sabes cuidar tu corazón?

Sabemos que los factores que acabamos de enumerar influyen en la aparición y desarrollo de la enfermedad cardiovascular, por tanto deberemos hacer hincapié en la detección de dichos factores de riesgo y en el control de los mismos.

Las medidas orientadas a que el paciente sea conocedor del riesgo que presenta de padecer un evento cardiovascular, son esenciales y van alineadas con una de las líneas estratégicas de la prevención, consistente en empoderar al paciente en el control de su salud…

Hasta ahora, el paciente acudía a una consulta médica y era sometido a toma de constantes como el peso, la frecuencia cardíaca o la tensión arterial

Hasta la fecha la forma de detectar la presencia de dichos factores de riesgo y por ende la valoración del riesgo cardiovascular, siempre ha sido a través de chequeos presenciales.

El paciente acudía a una consulta médica y era sometido a diferentes tomas de constantes como el peso, la frecuencia cardíaca o la tensión arterial.

La clave reside en el empoderamiento del paciente, en el conocimiento de qué hábitos de vida son cardiosaludables.

Empoderamiento del paciente

Actualmente, gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías y de la continua e imparable transformación digital en el que está inmerso el mundo sanitario, existe la posibilidad de enviar nuestras constantes, incluso nuestras variables analíticas de forma remota sin necesidad de que el paciente acuda a un centro médico.

La clave del éxito reside en el empoderamiento del paciente, es decir en el conocimiento de qué hábitos de vida son cardiosaludables

De esta forma, el médico puede emitir un informe en el que se valore y establezca el riesgo cardiovascular de nuestros pacientes de forma continua en función de la información remitida.

Pero, sin duda, la clave del éxito reside en el empoderamiento del paciente, es decir en el conocimiento de qué hábitos de vida son cardiosaludables, con el objeto de hacer especial hincapié en la recomendación y realización de los mismos.

Todos, en nuestra cabeza, podemos tener una lo diez ‘mandamientos’ para cuidar nuestra salud cardiovascular, con la dificultad de establecer un orden porque todos son de gran importancia.

Alimentación

Moliére decía, «hay que comer para vivir, y no vivir para comer». Es recomendable una dieta equilibrada, cardiosaludable y variada, disminuyendo la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas, grasas trans y colesterol,

Moliére decía, «hay que comer para vivir, y no vivir para comer»

Hay que evitar los alimentos sometidos a procesos industriales y aumentar el consumo de todo tipo de pescados, carnes magras y alimentos ricos en fibra como frutas, verduras, hortalizas, legumbres y cereales. Asimismo, es muy importante beber al menos 1,5 litros de agua al día.

Es necesario controlar y restringir la ingesta de calorías, ya que el sobrepeso-obesidad nos predispone a sufrir diabetes e hipertensión.

Ejercicio físico

Realizar ejercicio físico de forma regular reduce el riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Realizar ejercicio físico de forma regular reduce el riesgo de sufrir un ataque cardíaco

Puedes caminar, pasear. Un ejercicio físico de moderada intensidad 150 minutos a la semana es muy sano y reduce el riesgo de padecer no solo enfermedades cardiovasculares, si no también oncológicas.

Vigilar el peso

Es necesario controlar y restringir la ingesta de calorías, ya que el sobrepeso-obesidad nos predispone a sufrir diabetes e hipertensión

Para ello es necesario controlar y restringir la ingesta de calorías, ya que el sobrepeso-obesidad nos predispone a sufrir diabetes e hipertensión.

La obesidad o sobrepeso se asocian al síndrome metabólico en el cual por medio de una resistencia a la insulina se produce un aumento significativo del riesgo cardiovascular, por la asociación a la presencia de otros factores de riesgo cardiovascular.

Disponer de una báscula en casa es aconsejable.

Dormir y descansar

Un sueño reparador de unas 7 horas y de calidad permite recuperarse de la fatiga física y psíquica

Un sueño reparador de unas 7 horas y de calidad permite recuperarse de la fatiga física y psíquica acumulada durante el día y reestructura las funciones vitales. Para ello conviene cenar temprano, ligero, y evitar los excitantes.

Si practicas ejercicio físico dormirás mucho mejor. Los pacientes que padecen apnea del sueño y descansan mal, se ha demostrado que tienen un riesgo aumentado de enfermedad cardiovascular.

Moderar el consumo de alcohol

El abuso de bebidas alcohólicas puede aumentar la presión arterial y generar arritmias cardíacas

En general el consumo de alcohol no debe ser recomendado. Sin embargo y en concreto en relación el consumo de vino tinto, se le han relacionado posibles beneficios cardiovasculares en base al contenido en Taninos y Resveratrol que podrían inhibir o atenuar la disfunción endotelial.

Por ello, procura un consumo moderado de alcohol. Una o dos copas de vino tinto al día puede resultar beneficioso, pero hay que recordar que el abuso de bebidas alcohólicas puede aumentar la presión arterial y generar arritmias cardíacas.

Evitar el tabaco

El tabaco es un hábito insano, y por ello hay que eliminar radicalmente el tabaco

El tabaco es un hábito insano, y por ello hay que eliminar radicalmente el tabaco, que contiene 5.000 sustancias tóxicas, ya que su consumo está directamente relacionado con un aumento del riesgo de padecer infarto e ictus, cáncer, enfermedad pulmonar y vascular periférica.

También hay que evitar ser un fumador pasivo.

El tabaco está directamente relacionado con un aumento del riesgo de infarto e ictus, cáncer, enfermedad pulmonar y vascular periférica.

Estrés crónico y los conflictos emocionales

Vivimos en una sociedad de la inmediatez y del éxito imprescindible, por tanto se está creando una sociedad en la que no se admite o conoce la frustración, todo ello sin duda conlleva un estrés; laboral y familiar de enorme importancia.

El estrés continuado y las situaciones de ansiedad influyen negativamente sobre el corazón y pueden desencadenar hipertensión y arritmias

El estrés continuado y las situaciones de ansiedad influyen negativamente sobre el corazón y pueden desencadenar hipertensión y arritmias, y por ello es importante aprender a relajarse y tomarse la vida con una filosofía positiva.

Por otra parte, puede ser de gran ayuda aprender técnicas que nos faciliten la canalización y gestión del estrés como por ejemplo; el yoga, pilates o el tai-chi son muy eficaces.

Vida sexual satisfactoria

Una vida sexual óptima estimula la secreción de endorfinas, las llamadas «hormonas de la felicidad» que hacen que nos encontremos tranquilos, satisfechos y felices, lo cual es clave para una vida sana. También es importante en pacientes cardiópatas.

Control de la presión arterial

Se trata de un gran enemigo silencioso; la hipertensión arterial, es en el 90-95% de los casos desconocida (idiopática) con una fuerte influencia hereditaria.

La hipertensión arterial no se cura, se controla

Las cifras de presión arterial no deben sobrepasar de 140/90 mmHg (idealmente 130/80 mmHg).

Los cambios en el estilo de vida que reducen la presión arterial son: reducción de peso, restricción del consumo de sal, moderación del consumo del alcohol, aumento de la actividad física, aumento del consumo de frutas y verduras.

Revisión cardiovascular anual

Esta medidas orientadas a la prevención y detección precoz de la enfermedad cardiovascular van a redundar sin duda en un beneficio importante.

Es aconsejable que todos los pacientes, y fundamentalmente aquéllos que tienen factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, diabetes..) se sometan a una revisión anual.

Es aconsejable que todos los pacientes, y fundamentalmente aquéllos que tienen factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, diabetes..) se sometan a una revisión anual

Realizar una vida activa, con una alimentación equilibrada, descansando bien, sabiendo gestionar adecuadamente el estrés y controlando los factores de riesgo que nos predisponen a padecer enfermedad cardiovascular bien sea mediante chequeo presencial en consulta o por medio de las nuevas tecnologías, son sin duda la clave del éxito.

Dr. Roberto Martin Reyes Jefe del Servicio CardiologiaHospital La Luz Quirónsalud

Pérez no es ratón

‘Pérez no es ratón’ es el portal digital exclusivo de la gente que apuesta por la ‘salud y el bienestar’, gente como tú que quiere vivir la vida con la mayor calidad posible. ‘Pérez no es ratón’ (salud y bienestar) es uno de los cuatro pilares de una aventura digital, junto a ‘i de intelligente’ (futuro), ‘con R de ruido’ (medioambiente) y ‘jupsin’ (igualdad).

publicidad

10 consejos de la especialista para evitar los ‘molestos’ ronquidos

Salud y más

Menopausia, ¡qué sofoco!

Salud y más

Los 10 consejos de la nutricionista para mantenerte en forma

Salud y más

Los consejos del doctor Alfonso Vidal para prevenir el dolor de espalda

Salud y más

Connect
Newsletter Signup

Introduce tu email