Conecta con nosotros

Salud y más

Una oportunidad para ¡aprender a vivir!

Consejos de la nutricionista Belén Fontán – Complejo Hospitalario Ruben Juan Bravo – para conseguir el equilibrio durante el confinamiento

Llegó la COVID-19 para cambiar nuestra rutina de la noche a la mañana pillándonos totalmente desprevenidos.

Cada uno tenemos nuestras circunstancias, unas más duras que otras, pero lo que está claro es que esta pandemia no ha dejado indiferente a nadie y todos hemos tenido que adaptarnos a sus exigencias.

La más importante de las exigencias es quedarnos en casa y cuidarnos, pero esto es más fácil decirlo que vivirlo.

El estado de ánimo no siempre acompaña y los días se hacen largos. 

¿Cuántos bizcochos llevas ya?

La repostería se ha convertido en un pasatiempo durante el confinamiento

Este cambio en nuestro modo de vida se refleja bien en la alimentación, hemos cambiado horarios, hábitos y además usamos la cocina como uno de los principales elementos de distracción.

La repostería se ha convertido en uno de los principales pasatiempos.

Para evitar perder nuestros buenos hábitos así como mejorar nuestro estado de salud, tanto físico como mental, ambos van de la mano, pereznoesraton.com te ofrece consejos para conseguir equilibrio en estos días, con la ayuda de Belén Fontán, nutricionista del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo (Madrid – España).

¡Qué importante es descansar en estos momentos!

Irse a la cama a una hora apropiada y descansar es importante para el estado de ánimo

Tener trastocado el sueño en esta situación es muy común y se refleja en «falta de energía» durante los largos días, además de encontrarnos más inestables a nivel emocional.

Por ello, irse a la cama a una hora apropiada, descansar, ponerse la alarma a una hora decente e intentar dominar este aspecto es muy importante para nuestro estado de ánimo.

Si nos cuesta conciliar el sueño, podemos ayudarnos de ejercicios de relajación y meditación así como de infusiones relajantes como tila alpina o valeriana, melisa, etc. que podemos tomar a lo largo de la tarde.

Irse a la cama a una hora apropiada, descansar, ponerse la alarma a una hora decente e intentar dominar este aspecto es muy importante para nuestro estado de ánimo.

Establece horarios

Es fundamental marcarnos un horario para adaptarnos a esta rutina tan distinta a la que teníamos: marcar un tiempo de trabajo, un tiempo de tareas de la casa, un tiempo de ejercicio físico, un tiempo para jugar con los peques etc.

No comer a demanda cuando surja el hambre o ir picoteando de la nevera tan cercana a nosotros en estos momentos

Y sobre todo, marcar un horario de comidas, no comer a demanda cuando surja el hambre o ir picoteando de la nevera tan cercana a nosotros en estos momentos.

Teniendo nuestras 5 comidas programadas es más difícil caer en la tentación del picoteo.

Además, tener unos horarios en torno a las comidas nos va a permitir regular tanto la saciación (hambre momentáneo que no conseguimos eliminar por mucho que comamos, un «hambre emocional»), así como la saciedad (por ejemplo terminar de comer y a la media hora tener sensación de hambre de nuevo).

… marcar un tiempo de trabajo, un tiempo de tareas de la casa, un tiempo de ejercicio físico, un tiempo para jugar con los peques…

Ejercicio físico diario, ¡fundamental!

Cada uno dentro de las posibilidades que tenga, debe conocer sus límites, pero no hay excusas, todos los días debemos realizar alguna rutina de ejercicio físico.

Del mismo modo, el tiempo de ésta depende de la persona. Si se trata de alguien que no ha hecho nunca ejercicio bastará con que realice 20 minutos al día de ejercicios de baja intensidad hasta que vaya ganando forma física. Si la persona está acostumbrada a hacer ejercicio, puede dedicarle más tiempo y ampliar la intensidad del mismo.

Tenemos que tener en cuenta que estamos en una etapa sedentaria, y que nuestro cuerpo necesita movilidad, no solo por el hecho de no engordar, que también, si no para prevenir problemas de circulación, lesiones musculares, dolores de espalda…

El ejercicio físico, con la liberación de las endorfinas, ayuda a combatir la ansiedad

… y para mantener nuestros niveles de glucosa y de colesterol a raya. ¡No vayamos a hacernos una analítica en unos meses y nos llevemos un susto!

Además, los beneficios del ejercicio físico son enormes, y se reflejan en nuestro estado de ánimo gracias a la liberación de las endorfinas, que nos ayudan a combatir la ansiedad.

También nos ayuda a reducir el estrés así como mejorar nuestra autoestima. ¡No existe motivo para no realizar ejercicio!

En los días de confinamiento por la pandemia, hemos cambiado horarios, hábitos y además usamos la cocina como uno de los principales elementos de distracción.

Mejorar nuestra relación con la comida

La cocina está siendo una válvula de escape en esta época, la relación con la comida sirve como arma de gestión emocional ante la situación extraordinaria que estamos viviendo.

La reunión social con amigos y familiares, la hacemos alrededor de una mesa, por ello la comida está ligada a nuestras emociones. Recordamos con mucho amor los platos de nuestras abuelas, esos postres que preparaban o esos guisos de tu padre o la lasaña de tu madre…

¿Qué podemos hacer para que no se nos vaya de las manos y acabemos el confinamiento con el disgusto de unos cuantos kilos de más?

Todo esto que ahora añoramos nos lleva a coger el delantal para, de una manera u otra, poder darnos ese pequeño capricho emocional. ¿Qué podemos hacer para que no se nos vaya de las manos y acabemos el confinamiento con el disgusto de unos cuantos kilos de más?

Usar la comida como herramienta, dedicarle tiempo a preparaciones más elaboradas pero siempre saludables…

… pescados al horno que requieren su tiempo de cocinado, carnes asadas, cremas caseras, sopas de pescado, legumbres a fuego lento, pasteles de verduras, platos de verdura distintos…

… tener tiempo para pensar en el menú semanal y elaborarlo con calma puede proporcionarnos numerosas ventajas.

Usar la comida como herramienta, dedicarle tiempo a preparaciones más elaboradas pero siempre saludables…

Es imprescindible la planificación, piensa un menú, equilibrado, completo, que cubra tanto tus necesidades como las de tu familia y que sea realista, recetas que sepas que vas a poder elaborar sin dificultad.

Establece un día a la semana para confeccionar tu menú. Así, tendrás también un día para ir a la compra y abastecerte de los productos necesarios.

Esperemos que esta situación revierta cuanto antes, y que retomemos nuestra rutina en la mayor brevedad posible, pero mientras tanto, no dudes en aplicar estas pautas que te ayudarán a llevar esta etapa de una manera más saludable y a encontrarte mejor.

Este es el deseo de Belén Fontan, nutricionista del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo y, por supuesto, de pereznoesraton.com.

Una oportunidad para ¡aprender a vivir!
IPDGrupo – Información para decidir – pereznoesraton.com – conideintelligente.com – conRderuido.com – jupsin.com.
Pérez no es ratón

‘Pérez no es ratón’ es el portal digital exclusivo de la gente que apuesta por la ‘salud y el bienestar’, gente como tú que quiere vivir la vida con la mayor calidad posible. ‘Pérez no es ratón’ (salud y bienestar) es uno de los cuatro pilares de una aventura digital, junto a ‘i de intelligente’ (futuro), ‘con R de ruido’ (medioambiente) y ‘jupsin’ (igualdad).

publicidad

10 consejos de la especialista para evitar los ‘molestos’ ronquidos

Salud y más

Menopausia, ¡qué sofoco!

Salud y más

Los 10 consejos de la nutricionista para mantenerte en forma

Salud y más

Los consejos del doctor Alfonso Vidal para prevenir el dolor de espalda

Salud y más

Connect
Newsletter Signup

Introduce tu email